A propósito de Nietzsche, por lo visto

Si todavía a veces concentro la vista en él, el abismo interior me brinda memorias superpuestas, sensaciones inciertas o precisas e inconexas, el tiempo se recorta en momentos que no corresponden a un orden, mi pensamiento va rápidamente de la intuición de la infancia a la suposición de la vejez, atraviesa la vida en un salto insatisfactorio y con la paz que ese desprecio le otorga, lo vuelve a recorrer, deposita otra vez jerarquías y se desborda de mi individualidad. Nuestras primeras certezas son interpretaciones de susurros ancestrales, son antojos que se volvieron ley y caprichos ajenos que así combinados, tomaron un matiz particular. Hay tanto azar heredado y a la vez, tantas herramientas...

De la naturaleza, el sujeto, por capricho, por azar, o por alguna otra causa, toma una parte y la interpreta, la amasa y le da un nombre para su hambre y para su miedo, desde las piedras se aleja hacia y desde el cosmos se acerca hasta, consiguiendo la colisión de la verdad general con las mentiras particulares.

Con el correr del tiempo, el sujeto, por capricho, por azar, o por alguna otra causa, recorta las partes que ha tomado, las interpreta, y se pregunta porqué los otros tomaron esas partes. Nosotros que fuimos concebidos en el seno de un torrente civilizatorio, que buscamos hacer de las partes piezas y construimos con ellas algo, hacemos de ese algo una certeza anterior a nuestras primeras suposiciones, aquello que aprendimos por primera vez y que era una interpretación de un signo muchas veces interpretado, era la reacción sensata ante un capricho, una razón que observándose sin tregua acaba por aceptar original el azar y el capricho que la conforman, y se dice que hay en ello alguna otra causa.

Entre sujeto y objeto: espíritu y acciones

Por mucho que se reduzca la aguja, no se podrá tocar la piel en un punto, ella seguirá teniendo regiones. Nunca es uno el nervio que percibe, toda la región es afectada, luego la sensación se demora por el resto de la piel, que se contrae y distiende en torno al eje de músculos y los huesos huecos. Dentro del mismo exterior, los órganos se encuentran sumergidos en el fluido que los contiene; cuando el medio vibra, deja escrita una diferencia en la región, y se corre la voz hasta lugares remotos. Por ejemplo, un resplandor golpea el ojo, al mismo tiempo el talón da cuenta de esa luz sin ojos y poco después, la ve; esas distancias son el tiempo. Cierta vez el oído está sólo, es sorprendido por un trueno, el vientre tiembla por el ronquido de la tierra. Para que el oído se distinga del trueno, para que el vientre se distinga de la tierra, es necesario que se reúnan ambas noticias, entonces el cuerpo adopta el tiempo del trueno, acoplando la diferencia de sus propias regiones se distingue del exterior; así se parece a él. La masa pasa desapercibida a si misma, va dejándose a lo largo del trueno en virtud del trueno, pero el trueno pasa, y la masa persiste y recuerda.

No deja de sorprenderme la persistencia de la reunión del cuerpo, ello insiste en conciliarse oponiendo una maquinaria interior al acontecimiento original del afuera. Las fuerzas que se originan en la percepción producen recorridos que se trazan como un camino en la selva fértil. Al final, el cuerpo no se construye agregando partes sino trazando vacíos en la densidad de la materia. La fuente vital esculpe la piedra líquida, nuestra madre pare un hueco en el mar, y nuestro ente no es más que la memoria de si mismo, un borde de silencio forzado a aprenderse por la costumbre de su gestación.

Cierta vez, sin embargo, nos consideramos lo bastante resistentes como para adentrarnos en la naturaleza de nuestra debilidad, analizamos nuestra pequeñez, reduciéndonos, cada vez más aislados del cosmos. Ya nos optimizamos hasta caminar en dos patas, ya redondeamos la tierra; el lenguaje es de metáfora flexible, Dios se soporta en la palabra misterio; el lenguaje es infinitamente polvo, caben n puntos en un átomo; la maquinaria matemática resiste adoptándolo el curvo del Universo y vacía la densidad ínfima atestada de posibles; llegamos a lo más abstracto que la representación, convirtiendo en escalones lo que podía reducirse, lo repetido. En una época los días duraban un día, pero en los confines del horizonte, en un segundo caben todos los días, todos los días salió el sol y nos despertamos, y los cuerpos cayeron y la mayoría de bocas sonrientes durmieron en paz, y los más valientes crecieron y murieron, y nos volvimos más parecidos a lo diferente y después, volvimos lo diferente igual a nosotros, las madres sufrieron, los padres murieron, y todos los días, infinitos sucesos ocurrieron simultáneamente en cada uno de los infinitos puntos de la distancia que separara al ojo del talón. El Planeta es azul como un agujero, y aunque sus células llenas, incidentales, no se diferencian de la materia, las entidades del Mundo tienen abismos de tiempo cada segundo. Mientras que el cuerpo se conjuga con el cuerpo tomando como la misma cosa la diversidad de sensaciones a las que es sometido, el canal completamente vacío del progreso recorta la información. El cuerpo hace sujetos, sujeto fuego que calienta y alumbra, la abstracción elabora acciones, el ocurrir del calor y la luz, la proposición en que reinciden.


de n a 2013

Eros y Hefestos

Imagino el acto de dormir como una muerte de todo lo que puede tener consecuencia (ser causa) ante una totalidad que va despertando, totalidad que le atribuyo a la debilidad de las partes, que ya no pueden insistir en si mismas, hartas de los esfuerzos del día, harto el ojo de ver, la muela de masticar, comienzan a figurar la experiencia simultánea de sus debilidades. Cada parte es incapaz de huir de la identidad con las otras y la sustancia que las une (que no es más que su propia indiferencia) resulta vencedora.

La necesidad de trabajar se alimenta trabajando y así crece. A medida que uno se obliga a retenerla, se refuerzan las partes involucradas y pasamos a movernos a partir de sus intenciones. El ruido de lo demás disminuye, tiende a desaparecer y con el paso de las horas, de los días y los años, es cada vez más fácil concentrarnos en un canal que se ha hecho profundo y definido, y dejar que nuestra energía se deslice por él hacia el exterior. Entonces, hemos configurado un espacio, también un volumen del cuerpo. Con suerte, ahora el pensamiento se desarrolla a orillas de la materia, y gracias al territorio sólido que se ha formado, crece una estructura consistente con algunas formas de unión del cuerpo.


2008

Sobre los puntos

La definición es el resultado de una negación, alteridad con el superyo, proyección de la máquina personal sobre la materia. La lengua esculpe en el lenguaje, así sea formal, líquido o múltiple, quitando, como un topo, abriendo espacio para si misma, incluso por medio de la extracción de nada al vacío.

Apuntes para una síntesis entre el sentir y la historia

Los estados escapan a la observación, tanto exterior como interior, pero no necesariamente al registro. El cuerpo, vuelto máquina en el interior del estado, opera mediante shocks y registra de manera elemental las percepciones en bruto. La imágen que sale del estado no lo describe ni hace referencia a él, es una muestra, con suerte una criatura con posibilidades, fruto del acontecimiento oculto.

La realidad es considerada contingencia por los estados.
Los estados son considerados farsa sagrada por la realidad.

los estados están cerrados a una síntesis vertical
la progresión opera por medio del desplazamiento a una mirada fantasmática
el estado se desdobla entre lo que es visto y lo que ve
al volver a verse se repliega
y ahora el conjunto, doble, puede ser mirado

La intensidad como transmutación

Un cuerpo se sustrae de la realidad, está como ido en la oscuridad, donde palpita a ciegas.

Un cuerpo yace en la orilla, por poco las olas no lo alcanzan. Parece estar suspendido de muy alto con la mirada.

Un cuerpo narra todo lo que acontece, le habla a las cosas sin cuerpo sobre la naturaleza del tiempo.

Un cuerpo aferra lo que toca, lo que apenas toca, lo que podría estar tocando, y nada más.

Un cuerpo ha caído en su propia carne, pero también podríamos decir que se tiró.

Un cuerpo admite lo que sea que insista.

Un cuerpo renuncia a la libertad a medida que se incorpora, y más precisamente, renuncia a la felicidad.


2012

Espejos

Me encuentro rodeado de espejos que se reflejan uno a otros. Parecen abismos de cristal y son paredes, superficies en las profundidades de las superficies. Merodean los espejos con sus líquidas miradas, reflejan zurdos jarrones que se están rompiendo, aúllan destrozando los vidrios.

Entre las sombras hay un espejo. Espejo en sombras de apagado engaño, oculto con sincera frialdad.

No se puede desgarrar un reflejo, el reflejo no está en el espejo, no está en la cosa reflejada. A veces
araño esas superficies o destruyo las cosas y el reflejo impávido duerme la guerra, calmo en sus horrores. Espejo que vomita reflejos, vísceras ilusorias que alimentan su no nacer.

Se abre la aurora en este espacio cerrado, son luces de artificio las del alba en el espejo.

Espejos fruncidos hacia su centro, retazos, fragmentos del mundo. Espejos que respiran en oscuras luces la envidia del ser.

Mi piel inmune de espejo se deforma y se compone de nuevo en el origen.

Siete espejos rotos son mucha desgracia, pero nunca una tragedia. Y el agua es un espejo que no deja de romperse.


Monólogo de Narciso, de El Perseguidor de Reflejos

Hip hops

a la noche la sombra me nombra
con hambre, vestida de hembra
y siembra, cosecha
vaga y acecha
prende la mecha que apaga
paga las cuentas matando al acreedor
hacemos el amor y me infecto
se infecta el texto del virus perfecto
con la sombra conecto

-------------------------------------------

soy la caligrafía analfabeta de la mano de un poeta
una chancleta en los rayos cuando vas en bicileta
un enorme cayo en los huevos de oro del gallo
el lacayo buena gente
de mi mismo solamente
el detergente en el Yin, la melanina en el Yan
un Chá-chá-chá al estilo de Boris Vian
soy la diana de sombra que absorbe la flecha de luz
prefiero ir caminando si la vida es como un ómnibus
como Jesús en la cruz sé muy bien lo que hago
sé que Sócrates no sabe nada, deshago
el hilo que teje la Parca. Tengo arca
para salvar del diluvio a Dios
soy parecido a vos
pero no tanto
en el canto rodado dejo marca
soy la barca que hace que el lago se hunda
el espermatozoide que se escapa de la funda
y tengo una historia pa´que se difunda

-------------------------------------------

hice un trato con el diablo
en un retirado establo
él muy nervioso y yo con calma
durante horas, gané su alma
¿Porqué llorás?, le decía
cuando en el fuego para siempre se perdía
el trabajo del demonio ahora es tarea mía
cambio goce por exceso, pero no se fia
eso si, llamen después de las ocho
que estoy durmiendo de día
todas las noches trasnocho
porque me sobra batería

-------------------------------------------

mí arcoiris daltónico tiene los mejores grises
lombrices de intestino en lo profundo del mundo
como el pan que me dan pero
cuando pido pan me dan queso
el chamán admira el misterio que profeso
soy terrorista suicida y salgo ileso
insisto en eso, que no insistas
las masas están en el horno
todavía no están listas
en la canción de cuna soy lo porno
me gusta mirar tu contorno
sobre la duna en una noche de luna
por lo menos una vez resucitar
entre tus piernas, junto al mar
el cielo mismo parece estar en celo
es un abismo infinito que usamos de telo
huelo como si fuera perfume de lejos tu olor
y sé dónde está tu frío, a donde va mi calor
arrastrando no pocas rocas como un poderoso río
por eso me causa dolor el que se vayan tus bocas
en un derroche de sutileza eterea
como el ataque fatal de una bacteria
soy miseria, te digo, ostentosa
de orígen divino
convierto al petróleo en vino
y en camino al caminante
que al andar lo hace
kamikaze en un avión a alguna parte
tengo arte para llenarte el cráneo
y hacerlo estallar hasta el baño
con unos versos de uranio

-------------------------------------------

así que soy, repito pa´l que estaba distraído
el eslabón perdido entre flauta y pito
que hace del artificio un mito
el ADN del misterio, en serio
soy la luna en un charco en el cementerio
si no recuerdo mal, soy una laguna mental
un genital que pincha la tuna
mi vida es mucho más que una
la cuento de a miles
soy la nuez de Adán de Aquiles
y el talón de Aquiles de Adán
me pregunto si me entenderán
y si no, bueno, qué importa
puedo perder la aorta pero tengo más arterias
arte de comedias serias
y de trágedias en todo caso
que hacen reír a las piedras
y llorar al payaso
aplazo el final porque la inercia lo impone
cuando una idea muere otra pronto la repone
pero ahora pará un cacho
que se queman los escone...

-------------------------------------------

estampidas de sangre hacen sangrar a las venas
la historia del hambre, de las malas y las buenas
intenciones
hizo raciones para el hombre prepotente
ya no hay vos ni yo, sólo hay gente
el diente tiene temor
de vivir en las encías
pero es que el crimen, la calle, el SIDA
¿Cuánta excusa es necesaria para pasarse la vida
como el rey Midas? pero en lugar
de transformar al tocarla en oro la comida
fabricar comida con el oro que en la mente anida
un viaje sólo de ida es la historia del hambre
un calambre construído con alambre
hacia el cielo vacío de los astronautas
el cuerpo de los internautas
y la pasión con pautas
cautas, demasiado cautas las personas
se juntan, clasifican y establecen por zonas
hay que juntar para cuando llegue el invierno
y si hacen cuarenta grados a nadie le importa un cuerno
es el infierno y el paraíso a la vez
cuando todo se pone al revés fuera del perno
un ajedrez jugado sólo con peones
la música dejó de serlo todo
existe apenas en canciones
y este verso
es un abismo inmerso
en el centro del universo...

-------------------------------------------

si tenés una pared transparente
ya no podés encerrarte en tu mente
pregunten al viejo del bar y que les cuente
farol en mano junto al sol naciente
cuál es el origen, la fuente del agente
que hace que la gente se ponga inconciente
es la corriente animal, inocente
es un chorro de sangre, es un torrente
enterate de que cuando el Buda Zen te
aliente, te estará tirando un puente
para pasar a ser paciente de un ente impotente

-------------------------------------------

la cárcel de Punta Carretas
tenía las celdas repletas
de anarquistas y poetas
ahora en el Shopping, ¡penal!
el verdadero criminal
nos enseña a hacer maquetas
de felicidad de soja
y sale cuando se le antoja

Misterio


I

Es el último en llegar, entra sin hacer ruido, saluda con un beso a cada uno de nosotros, se sienta y dice Está fresco. Una escoba y un hacha que no habíamos visto asoman detrás de él. Alguien pregunta qué es eso. No hay duda de que son una escoba y un hacha. Fingimos no haber oído. En silencio, evitamos mirarnos, hasta que pasa un niño, toma la escoba y se pierde corriendo en la penumbra.


II

Más tarde, alguien viene del pasillo y se para detrás de una silla. Baila apenas. Al rato pasa entre nosotros rozando varias piernas, y se inclina, reflexivo, al costado del hacha. Le preguntan qué pasa. Él responde que nada, se incorpora y se lleva el hacha a la cocina.